domingo, 7 de abril de 2013

Visita a los Gigantes de hielo

Hace tanto tiempo que queremos hacer este viaje y nunca tuvimos la oportunidad hasta ahora, 6 días libres en semana santa es perfecto para ir hasta el Calafate 40 hs. de viaje en colectivo para ir y volver no es poca cosa.
Decidimos hacerlo por ruta para abaratar costos y de paso disfrutar las carreteras patagónicas. Aunque digan lo contrario para mi son mágicas y tan fotografiables ♥.
Así lo hicimos con dos valijas llenas con ropa de abrigo y la mochila con mi equipo fotográfico rumbo al sur.


Llegamos a Río Gallegos, corría un viento helado que te hacia caer las lágrimas de los ojos :S uffff pensé que iba a ser mas duro de lo que creí. Cambiamos de cole y fuimos rumbo al calafate 3 horitas mas y llegamos pensé.
A la hora y media... en el medio de la NADA el chofer para el micro y dice que debíamos esperar que nos auxilien ufffffff dos horas y media tirados a un lado de la ruta esperando el auxilio.
Muchos aventureros decidieron hacer dedo y no les fue para nada mal a los 5 minutos ya estaban subiendo sus bolsos al vehículo de algún automovilista generoso. Nosotros decidimos esperar en el cole y aprovechar nuestra lectura.


Por fin llegamos!!! A una ciudad chiquita pero muy pintoresca, repleta de turistas de todas partes del mundo. Aprovechamos para estirar las piernas de tan largo viaje y dimos nos dimos un vueltin por las agencias para contratar las excursiones de los 4 días de nuestra estadía.

1er día: Navegación por los glaciares Upsala, Spegazzini y Perito Moreno
Es una manera espectacular de conocer los glaciares, acercándonos con la embarcación hasta la barrera de los témpanos. En excursión que ningún fotógrafo puede perderse.
Eso si... vallan con mucho mucho abrigo, el frió te llega hasta los huesos!!


Los glaciares nunca dejan de sorprender.





2do día: Trekking sobre el Glaciar Perito Moreno


Arrancamos 2 horas en las pasarelas en frente del Perito Moreno para sacar un montón de fotos desde el frente y te explican todo sobre los glaciares.


Luego nos buscaron para llevarnos al barco que cruza el canal hasta llegar a tierra, y de ahí te ponen los grampones y caminas durante casi 2 horas por el glaciar Perito Moreno. Una experiencia grandiosa!



Sin duda alguna, el minitrekking  por encima del Perito Moreno y el hecho de tomarse un whisky con hielo del propio glaciar y un alfajor a mitad del trekking es una de las experiencias más gratificantes de nuestro viaje. Nunca me imagine que iba a hacer algo similar :)



Cabe destacar que yo era la mas torpe del grupo... caminar con esos grampones no me fue muy simpático (ni siquiera uso tacos.. que no pretendan mucho de mi!!!). Pero no me caí ni una vez andaba con sumo cuidado agarrando la cámara con mucha fuerza.
Los guias saltaban de un lado para otro... como si esos grampones fueran extensiones de sus pies increíble la agilidad pero no se puede reproducir jijiji



Es impresionante escuchar la ruptura del glaciar, estando arriba del mismo, no hay palabras para describir tanta belleza. ÚNICO Y MAJESTUOSO.



3er día:  Trekking a la Laguna Capri
Al final del pueblo, un cartel indicador nos invita a comenzar el ascenso hasta la laguna de los Tres, que es en realidad el punto más cercano al que se puede llegar para escalar el famoso cerro Fitz Roy. Después de una breve perdida pudimos encontrar el cartel y ponernos en camino :P




El camino tiene un pequeño grado de dificultad durante la primera media hora de caminata, ya que hay que trepar bastante. Nos dimos cuenta de que íbamos ganando altura a medida que avanzábamos pero cada tanto parábamos a descansar y tomar algunas fotos. El lugar es realmente fascinante rodeado de bellos cordones que enaltecen la zona.

Luego de andar un largo rato en subida, el camino comenzó a hacerse más angosto y a introducirse verdadera mente dentro del bosque, donde pudimos apreciar todo tipo de especies, por primera vez vi un pájaro carpintero que con  su singular sonido logró desviarnos un momento del sendero.



Casi sin darnos cuenta, el camino entró en una espesura de árboles y ramas. Comenzamos a distinguir, de distintos colores, algunas carpas iglú que delataban la presencia de la buscada laguna.
Habíamos llegado a la famosa Capri, cuyas aguas son hermosas y cuya orilla nos invitaba a sentarnos a descansar. Disfrutamos nuestra vianda a orillas del lago contemplando tanta belleza natural.



La laguna es tranquila y cautiva a los que llegan a la orilla por que pueden observar al Fitz Roy desde el otro lado.
La vuelta fue mucho mas rápido porque fue en bajada... casi sin decirnos nada bajamos en 40 minutos a trote rápido. Caímos a los pies del cerro.... nos merecíamos un descanso nada mejor que en la  WAFLERIA del pueblo :)

... así terminamos la jornada con un wafle de la casa para compartir con tres bochas de helado y muuuuuuuchas frutas de estación (lástima que no me quedaban fuerzas para la foto).



:)

2 comentarios:

  1. Wow, que impresonante! Es un pendiente que tengo.
    Me encanto verlo a traves de tu lente. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vicky si tenes la oportunidad te recomiendo que lo hagas... yo lo pospuse mucho tiempo pero valio la pena!! Es inolvidable esta experiencia.
      Gracias por pasar :)

      Eliminar